¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades en un sólo lugar? (2022)

Enseña a tu cachorro a hacer sus necesidades en un sólo lugar. Te presentamos la mejor y más actualizada información, para que puedas enseñar a tu perro de la mejor manera y con la mayor efectividad.

Los cachorros están entre las criaturas que más ternura generan entre las personas con sus inocentes acciones. Sin duda el amor que transmite un perro pequeño es indescriptible, aún así es necesario tener en consideración que los cachorros son desde muy jóvenes, animales sensitivos que requieren de educación para desenvolverse adecuadamente.

Los cachorros podrían parecer demasiado torpes e indiferentes, tanto que muchos no creen que tienen la capacidad de aprender, pero sí que la tienen, de hecho, entre más temprano se comience a educar un perro, más fácilmente acatará nuestras órdenes y su comportamiento será más adecuado.

Criar a un perro, al igual que criar a un ser humano, requiere de gran responsabilidad y compromiso, por esta razón si deseas enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades adecuadamente, debes tener en consideración algunas pautas imprescindibles.

¿Cuándo es el momento apropiado para enseñarle a tu cachorro?

Uno de los primeros puntos que necesitas conocer en caso de querer enseñar a tu cachorro donde hacer sus necesidades en un lugar determinado, es el momento más adecuado para comenzar a educarlo. Al igual que con los humanos, existe un momento indicado para todo y así como es prácticamente imposible enseñarle a un niño de 1 año a leer, también los cachorros tienen su tiempo para esto.

Comienza a enseñarle después de las 8 semanas.

Seguramente habrás escuchado que a partir de los dos meses los pequeños cachorros empiezan a madurar y a desarrollar cierta individualidad. Si bien esto varía de raza a raza, es un promedio que nos sirve de referencia. Antes de este periodo el cachorro necesita estar con su madre y recibir los cuidados exclusivamente de esta. Antes de las 8 semanas la madre se encarga de los desechos del cachorro.

Por esta razón, recuerda que debes comenzar a educar a tu perro en cualquier faceta únicamente tras el paso de este periodo prudencial de 8 semanas.

En cuanto a la limpieza de sus heces y demás desechos, como ya mencioné, en las primeras semanas de vida la madre se encargará de deshacerse de ellos, ingiriéndolos. Esta conducta también está presente en lobos, pensada en un principio para proteger a sus cachorros de depredadores eliminando desperdicios que pueden atraer por su olor.

Recuerda, para comenzar a enseñarle a tu cachorro espera al menos 8 semanas tras su nacimiento, durante este periodo inicial debe estar con su madre. Algunos incluso recomiendan esperar 9 o 10 semanas, la elección es tuya, pero siempre actúa responsablemente.

A partir de las octava semana, el cachorro puede manifestar una preferencia por un tipo de superficie o sustrato para hacer sus necesidades. A partir de aquí nosotros debemos exponerlo a este sustrato o superficie que queremos que use. Por ejemplo papel de diario.

Cuando un perro no usa el mismo sustrato o superficie para hacer sus necesidades, probablemente se debe a que no fue expuesto a esta o no se le enseñó en el momento preciso. Este problema es frecuente con los cachorros de tienda, que están en una jaula y nadie se preocupó de enseñarles en el momento indicado y con la paciencia requerida, después es una tarea más difícil.

¿Cuándo es más probable que necesite orinar tu cachorro?

Otro aspecto de excepcional importancia es conocer los momentos en los que tu perrito necesitará orinar, esto es un proceso natural que no debe ser forzado, por lo que es muy prudente evaluar al cachorro y conocer sus rutinas. En cualquier caso, ten en consideración los siguientes puntos que podrían darte un idea general de estos momentos.

Al despertar

Es muy común que los cachorros sientan la necesidad de orinar o defecar inmediatamente se despiertan. Aunque no es algo generalizado, muchos cachorros sentirán deseos de hacer sus necesidades bien temprano. Esto es algo común cuando han sido criado adecuadamente y su madre lo alimenta constantemente.

Tras comer

Los cachorros muy jóvenes comen muy constantemente, esto es necesario para su correcto desarrollo, por lo cual también defecan y realizan sus micciones en repetidas ocasiones. De cualquier modo, recuerda que al principio su madre limpiará sus desechos, pero luego cuando comiences a educarlo, debes estar muy pendiente luego de que el animal se alimenta.

Luego de gran actividad

Los cachorros se caracterizan por su incansable energía, pueden estar horas jugando, esto los ayuda a estar en forma y a relacionarse con su entorno y las personas. Este es también uno de los momentos en los que es posible que tu cachorro necesite hacer sus necesidades, es muy común en los cachorros tras periodos de gran actividad.

Frecuencia en la micción

Tener en mente que los cachorros por lo general orinan según la regla meses + 1 horas, es decir un cachorro de 3 meses debería tener ganas de orinar cuando hayan pasado unas 4 horas. 3 meses + 1 horas = 4 horas. Aproximadamente y en condiciones normales.

Pasos para enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades en el lugar correcto:

El proceso para enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades no es complicado, tan solo debes tener en consideración los puntos anteriores y observar cambios en su conducta como oler el suelo o que se mueva en círculos y otras señales que en particular puede dar tu cachorro y que conocerás observándolo constantemente. Tras entender estas señales debes considerar los siguientes aspectos.

Lugar especial para hacer sus necesidades.

Es necesario brindar un espacio llamativo que tu cachorro pueda reconocer al momento de querer hacer sus necesidades fisiológicas y sobre el sustrato o superficie que hemos elegido para que orine. El empleo de periódicos o de alfombrillas pensadas para este uso es más que adecuado. Trata en lo posible de que el patrón de colores sea reconocible y que siempre sea el mismo así tu cachorro aprenderá que este es el lugar de hacer sus necesidades.

Llévalo a hacer sus necesidades y ten paciencia.

Tras encontrar el lugar y el sustrato adecuado para que tu cachorro hagas sus necesidades, debes monitorearlo constantemente y con paciencia para ver si aparece alguna manifestación mencionada en los puntos anteriores, esperando el momento para comenzar a educarlo. Una vez creas que tu perro necesita orinar o defecar, llévalo hacia la alfombra o periódico con mucha gentileza, evita gritarle o hacer ruidos que puedan asustarlo.

Regañarlo o ser brusco podría ser nocivo para la enseñanza e incluso podría crear traumas que dificulten la educación posterior.

Espera a que orine y premia si lo hace correctamente.

Tras tener al cachorro en el espacio pensado para hacer sus necesidades, debes esperar hasta que este comience a orinar o defecar. Si falla no te exasperes, debes tener paciencia, la constancia hará que aprenda. En el caso de que hagas sus necesidades en el lugar indicado prémielo con alguna comida o galleta que le guste, acaricielo , esto incentivará su aprendizaje.

Durante la noche debemos ponerlo en un lugar más confinado sobre la superficie que queremos que aprenda a utilizar para hacer sus necesidades.

Se constante.

El punto más importante en todo este proceso es ser constante. Habrá momentos en los que no puedas estar presente, como cuando duermes, lo mejor en estos casos es preparar el entorno para que el cachorro pueda orinar. De cualquier modo, siempre que puedas estar allí es necesario hacer el esfuerzo y permanecer allí, constante, firme y paciente.

Llegará un momento en el que tu perro buscará instintivamente el lugar pensado para hacer sus necesidades, habrán periodos de recaída, donde hagas sus necesidades en cualquier parte, ahí es clave reforzar nuevamente lo aprendido, para obtener mejores resultados cuando ya deje de ser un cachorro.

Algunos expertos indican que es necesario repetir esta rutina por lo menos 2 semanas para que el cachorro aprenda bien a hacer sus necesidades en un lugar y superficie puntual. Por lo demás, los cachorros tienen un mejor control de sus necesidades a los 4 meses. Quiere decir que pueden retener o aguantar un poco más, y esperar para estar sobre el sustrato o superficie que le hemos enseñado para hacer sus necesidades.

Otros artículos relacionados al adiestramiento canino:

¿Cómo hacer para que tu perro no te pida comida de la mesa?

Perro agresivo, ¿Qué hacer?

Guía práctica para socializar un perro o cachorro

¿Cómo socializar un perro adulto?

¿Cómo socializar un cachorro?

POR: Mateo Hernández. Ayudante Veterianio.

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Jerrold Considine

Last Updated: 10/19/2022

Views: 5737

Rating: 4.8 / 5 (58 voted)

Reviews: 89% of readers found this page helpful

Author information

Name: Jerrold Considine

Birthday: 1993-11-03

Address: Suite 447 3463 Marybelle Circles, New Marlin, AL 20765

Phone: +5816749283868

Job: Sales Executive

Hobby: Air sports, Sand art, Electronics, LARPing, Baseball, Book restoration, Puzzles

Introduction: My name is Jerrold Considine, I am a combative, cheerful, encouraging, happy, enthusiastic, funny, kind person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.